La Campeona de la Tierra que se forja en la Amazonía

ECUADOR. Es una de las ecuatorianas más influyentes y de mayor reconocimiento en el 2020. Son tres grandes galardones recientes que fortalecen su lucha. Desde su selva amazónica, con su voz y firmeza, Nemonte Nenquimo frenó a raya al Estado ecuatoriano y sus intenciones extractivistas.

Nada más y nada menos que Naciones Unidas le entregó el máximo premio ambiental para quienes defienden al Planeta. El jueves 10 de diciembre, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) la declaró Campeona de la Tierra 2020.

“Los Campeones de la Tierra de este año han trabajado duro. Enfrentaron la adversidad y asumieron el inmenso desafío de trabajar para proteger y restaurar nuestro medioambiente”.

Inger Andersen, directora ejecutiva del PNUMA

Días antes, el 30 de noviembre, Nemonte recibió el Nobel de Medioambiente conocido como Premio Goldman Medioambiental 2020. Es en reconocimiento a su trabajo en defensa de la naturaleza y los derechos ancestrales.

Otro gran galardón para Nemonte Nenquimo llegó desde la Revista Time. El 22 de septiembre fue designada una de las 100 personas más influyentes del Planeta.

Por su territorio y sus recursos naturales

Nenquimo es la máxima líder del Consejo de Coordinación de la Nacionalidad Waorani de Pastaza, provincia del centro de la Amazonía de Ecuador. Y desde su territorio encabezó la resistencia contra las intenciones del Gobierno, en el 2018, de entregar en 16 concesiones casi tres millones de hectáreas de bosque primario amazónico.

El 27 de febrero del 2019, las comunidades waorani, junto con la Defensoría del Pueblo, presentaron un juicio histórico contra el Estado para salvar las 200.000 hectáreas de bosque virgen, que incluía el denominado Bloque 22, en su territorio ancestral de la extracción de recursos naturales. También para establecer un precedente para los shuar, achuar, kichwa, shiwiar, andoa y sápara, las otras nacionalidades indígenas afectadas sobre todo por la explotación petrolera.

En julio del 2019, su lucha marcó un precedente histórico. Logró que un Tribunal de la Corte de Justicia de Pastaza ratifique un fallo judicial a favor de la demanda de la nacionalidad waorani y suspenda las negociaciones del Gobierno central para la concesión del Bloque 22. Esta decisión judicial prohíbe que las petroleras ingresen a territorio waorani.

Nemonte y su gente asumieron una singular estrategia de resistencia. Entre el 2015 y el 2018, jóvenes y ancianos waorani se empeñaron en documentar y demostrar la vida en su territorio mediante la creación de un “mapa vivo” de su conexión con la tierra. Se valieron de sistemas como GPS, cámaras de video y fotográficas, drones y un programa de mapeo personalizado que les ha permitido trabajar sin conexión en un bosque remoto. Así marcaron diferencia de los mapas petroleros que solo destacan las plataformas petroleras y algunos ríos.

Nemonte Nenquimo con uno de los galardones por su lucha a favor del Planeta.
(Foto: Amazon Frontlines)

*****