Medio Quito sin agua, el desafío es cuidar las fuentes naturales que quedan

Agua Quito 2

En el primer día de #QuitoSinAgua, la gente esperó por varias horas la llegada de los tanqueros para abastecerse del líquido.  (Foto: Jaime Plaza)

Más de 600.000 habitantes de Quito se quedaron sin servicio de agua potable tras el derrumbe en El Troje, que taponó el canal de abastecimiento desde el río Pita.

Ante la emergencia, la gente se apresuró en aprovisionarse de botellas y bidones de agua hasta agotar el producto de tiendas y supermercados. El Municipio intenta abastecer con 68 tanqueros, pero es insignificante frente a la magnitud de población afectada.

En medio de la angustia, largas filas de personas aguardaron por horas el abastecimiento en diferentes sectores como el Centro Histórico.

En Quito se consume un promedio de 220 litros de agua potable por habitante por día. La Organización Mundial de la Salud y la Organización de las Naciones Unidas recomiendan que sea entre 50 y 100 litros. 

Tras el percance hecho público la tarde del 6 de diciembre del 2017, se espera que en dos o tres días se supere el problema, que ocasionó serios inconvenientes para la población.

Pero más allá de esa afectación para los habitantes de Quito, quedó al descubierto una preocupante debilidad.

La capital de Ecuador, al igual que la mayoría de ciudades ecuatorianas, carece de suficientes fuentes de captación y abastecimiento de agua. Esmeraldas (ciudad costera), por ejemplo, lleva décadas de clamor para contar con este servicio vital.

Para satisfacer la demanda de sus más de 2’500.000 habitantes, Quito se tiene que abastecer de fuentes que están cada vez más lejanas.

El líquido recorre entre 60 y 100 kilómetros antes de llegar a las plantas municipales de tratamiento. Luego de ser captada en las vertientes de los páramos, cruza y asciende montañas hasta los tanques para un largo proceso de potabilización.

Según la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento de Quito, son cuatro sistemas que abastecen a la capital:

1. La Mica-Quito Sur capta en el volcán Antisana (oriente) y recorre 54 km de tubería, con capacidad de 1.650 litros por segundo.

2. Conducciones Occidentales lleva las aguas de los subsistemas Atacazo, LLoa y Pichincha hacia las plantas El Placer, Toctiuco, Chilibulo, entre otras. Conduce 700 litros por segundo, a través de 90 km. de canal abierto.

3. Papallacta Integrado capta, almacena y conduce agua desde la reserva Antisana. Lo hace por medio de tres embalses, tres estaciones de bombeo, una central hidroeléctrica y 85 km de tubería de acero. Aporta con 3.000 litros por segundo a ocho plantas de tratamiento.

4. Conducciones Orientales, cuya principal fuente de abastecimiento es el río Pita, para abastecer a las Plantas Puengasí, Conocoto y El Placer. Tiene 40,8 km de canal abierto y un sifón invertido de tubería de acero. Tiene capacidad de 3.000 litros por segundo.

 

Sin los páramos no hay agua

 

Agua Quito

Los páramos son las principal fuente de agua para Quito, Cuenca y otras ciudades andinas de Ecuador. (Foto: Epmaps)

 

La emergencia de #QuitoSinAgua, nos lleva a todos los ecuatorianos hacia varias reflexiones. Una de ellas es la importancia de conservar los páramos aún existentes y la recuperación de otros echados a perder.

Pablo Mosquera es biólogo de Gestión Ambiental de la Empresa Pública Municipal de Telecomunicaciones, Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Cuenca (Etapa EP). Él nos hace notar que ciudades andinas como Quito y Cuenca dependen del agua de los páramos, “un ecosistema tan importante para Ecuador y el Planeta en general”.

El páramo, con toda su vegetación, es una especie de esponja que absorbe y almacena el agua de lluvia. La deja correr poco a poco, permitiendo tener el líquido incluso en sequías severas, uno de los efectos del cambio climático. 

Entonces la fórmula es conservar el páramo y el agua. Para eso el desafío es defenderlo de impactos como el crecimiento de la frontera agrícola (cultivos), ganadería, construcción de vías…

Para hacerle frente a esta situación, Cuenca tiene su estrategia para conservar, sobre todo, sus tres principales cuencas hidrográficas: del Tomebamba, Machángara y Yanuncay (las tres nacen en el Macizo del Cajas, reserva de Biósfera, ubicado en el occidente de Cuenca).

Mediante el Manejo Integrado de Cuencas Hidrográficas, de Etapa EP, trabaja con los comuneros que viven en los páramos, a través de acuerdos mutuos por el agua. A cambio les asesoran en el manejo de pastos y de ganadería, aparte de no ampliar la frontera agrícola.

Una estrategia más ambiciosa es la adquisición de los predios donde se asientan las fuentes de agua.

Este tipo de iniciativas, que también se impulsa en Quito, son fundamentales para conservar los páramos. Sumado a eso, el respeto de todos hacia estos recursos naturales, por ejemplo, no encendiendo fogatas que pudieran provocar incendios forestales.

Solo así se garantizará su preservación y recuperación. Se evitará depender de una sola fuente, peor aún  tener que buscar fuentes cada vez más distantes para satisfacer nuestras desmedidas demandas de agua.

Aún más considerando que estamos consumiendo más allá de niveles tolerables. El Atlas Ambiental 2016 alertó que la Huella Hídrica (indicador de consumo) total del Distrito Metropolitano de Quito de 1.027’695.152 m3 de agua potable para el 2011. Ese volumen equivalió al agua que consumirían, hipotéticamente, más de 17 millones de quiteños en un año (población 2011: 2,2 millones).

Tenemos que considerar que el agua dulce es un recurso agotable y encima que la escasez se agravará ante los efectos del cambio climático.

 

Las lecciones para los gobernantes

  • Planes de contingencia para emergencias como la actual.
  • Proyectos factibles de recuperación y conservación de fuentes naturales perdidas.
    • Recuperar los páramos y bosques de los alrededores de Quito.

¡Pilas, ahorra agua desde tu casa!

  • Cierra la llave del lavamanos mientras te cepillas los dientes o te lavas la cara.
  • En vez de hacerlo con manguera, limpia la vereda con una escoba.
  • Báñate en pocos minutos.
  • Lava las frutas y verduras en un recipiente con agua. No bajo el grifo.
  • Detecta y repara toda fuga de agua.
  • Cuando lavas la vajilla, no dejes que siga cayendo el agua del grifo.
  • Prefiere regar el jardín o las plantas en maceta con agua de lluvia.
  • ¿Decidiste lavar tu carro? Utiliza un balde con agua. No la manguera.
  • Si usas lavadora de ropa, mira que el nivel del agua corresponda a la cantidad de prendas.

        (Fuente: http://bit.ly/Ahorraragua)

Agua Quito 3

Por un poco de agua, la gente de sectores como La Loma (Centro Histórico) recurrió hasta a los remanentes de los hidrantes. (Foto: Jaime Plaza)

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s