Una vez más la Cumbre sobre Cambio Climático con avances y pendientes

IMG_5605
Casas, cultivos y más fueron arrasados por lodo y palizada en Miguelillo de Abdón Calderón, Portoviejo. Los habitantes de este sector rural de Manabí, provincia costanera de Ecuador, sufrieron graves daños por el desbordamiento de tres quebradas, en marzo del 2017.

Las inundaciones, los tornados y las sequías serán más frecuentes y más severas. El nivel del mar seguirá subiendo carcomiendo más playas y poblaciones costeras. La acidez de las aguas se incrementará provocando la muerte de los corales, hábitat de miles de especies marinas.

Esas son las principales advertencias del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCCC, que agrupa a cientos de científicos expertos en esta temática).

A la par, un grupo de más de 15.000 científicos de 184 países alertó, por segunda vez en 25 años, de las negativas tendencias ambientales que ponen en serio riesgo el bienestar humano y a la Tierra.

La carta titulada ‘Advertencia de los científicos del mundo a la humanidad: un segundo aviso’ fue publicada en la revista BioScience. En esta misiva, los expertos advierten de que el calentamiento global, las prácticas agrícolas insostenibles, la deforestación, la reducción de las fuentes de agua dulce y la pérdida de vida marina agravan el panorama de los seres vivos y del planeta.

Encontrar medidas y soluciones a esa gravísima situación de la Tierra fue la misión de la Cumbre de Cambio Climático o COP23, al igual que de las cumbres anteriores.

No obstante, la mayor cita mundial sobre Cambio Climático, que finalizó al amanecer de este sábado 18 de noviembre en Bonn, Alemania, dejó un saldo a medias. Los ministros y equipos negociadores de los 196 países lograron avances, pero también dejaron pendientes.

Frank Bainimarama, primer ministro de Fiji y presidente de la COP23, finalmente fue forzado decir, “las discusiones continuarán”, y aprovechar eso como una resolución. Así se advierte en el reportaje escrito por Joydeep Gupta, Charlotte Middlehurst, Yao Zhe y Lili Pike -presentes en la cita de Bonn- para http://www.thethirdpole.net.

Según el reportaje ‘Money remains distant honeypot as climate summit ends’ (http://bit.ly/CumbreBonn), se decidió que el Fondo de Adaptación, destinado a ayudar a los países más pobres a lidiar con los efectos del cambio climático, estaría bajo la égida del acuerdo de París 2015. Los países industrializados se habían opuesto a esto porque temían que les obligaría a poner dinero para el fondo, que ahora está casi en bancarrota.

Trabajando a puerta cerrada, los delegados también finalizaron el diseño de una reunión, llamada Diálogo de Talanoa, programada para la cumbre del próximo año. Ese diálogo originalmente estaba destinado a aumentar las promesas nacionales para controlar las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Ahora los países en desarrollo han promovido una discusión sobre el apoyo que deberían recibir de los países desarrollados.

Los países industrializados insistieron en que  se deje en manos de las compañías de seguros las reparaciones económicas por los impactos del cambio climático. Pero los países afectados adviertieron que el seguro no cubría muchas de las catástrofes. El problema continuará discutiéndose el próximo año.

Hubo otros aspectos positivos en la cumbre de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), especialmente en dos áreas: los gobiernos avanzaron en el desarrollo de un ‘reglamento de París’, que permitirá la puesta en práctica del acuerdo. Este regirá en el 2020. Y los países en desarrollo tuvieron su deseo de discutir lo que los países industrializados habían hecho y están haciendo para combatir el cambio climático en este momento, antes de 2020.

Se resolvieron otros dos problemas pendientes desde hace mucho tiempo. La COP23 finalizó un Plan de Acción de Género que pondrá más énfasis en los impactos desproporcionados del cambio climático en las mujeres, especialmente cuando el calentamiento global está haciendo que la disponibilidad de agua sea menos segura.

También preparó un plan para tener una participación más significativa de las comunidades indígenas en la toma de decisiones climáticas globales.

IMG_5609
En las primeras horas de la mañana de este sábado 18 de noviembre finalizó la COP23. Durante la cita mundial, sobresalieron más las iniciativas individuales en la lucha contra el cambio climático. (Foto: UNFCCC)

Las iniciativas individuales o grupales permitieron un mejor saldo positivo de la COP23. Una de estas es la ‘Powering Past Coal Alliance’. Países como Reino Unido, Canadá, Francia, Finlandia y México formaron una alianza para acelerar el crecimiento mediante energías no contaminantes y lograr una eliminación rápida y gradual del carbón como fuente de energía.

Además fue espacio para resaltar propuestas como la de los huertos urbanos y rurales de Quito. Esta iniciativa impulsa la agricultura orgánica entre las mujeres de la capital de Ecuador, aprovechando espacio como terrazas, balcones, huertas y más.

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s