Los pueblos indígenas exigen su espacio en los compromisos sobre Cambio Climático

IMG_5601
En la Amazonía coexisten los pueblos indígenas y la naturaleza. (Foto: José Proaño)

Bajo el cuidado y la responsabilidad de los pueblos indígenas está el más grande ‘refrigerador de la Tierra’. La Amazonía es el bosque tropical más extenso que supervive en el planeta y su mayor parte está dentro de los territorios indígenas.

A estos bosques se los considera no solo un pulmón del planeta sino fundamental es el ecosistema que regula el clima y estaciones del año, incluso fuera del continente americano.

Es la esponja más grande que absorbe las incalculables cantidades de dióxido de carbono (CO2, uno de los gases de efecto invernadero o más contaminantes de la atmósfera), producidas por el ser humano con sus industrias y consumo, y que contamina y altera las condiciones climáticas del planeta.

Al mismo tiempo de absorber el CO2, sus gigantes y coposos árboles devuelven oxígeno, para que pueda seguir respirando todo ser vivo. A la vez que -resalta la WWF- generan 20 billones de toneladas de agua al día, creando un río aéreo de vapor igual o más importante que el caudal del Amazonas.

Los bosques amazónicos son lo más importante para los pueblos indígenas amazónicos y estos a la vez para los bosques. Allí coexisten la naturaleza y el ser humano, sus vidas están unidas a la selva y a sus territorios.

Bosques Amazonía
La vida de los indígenas amazónicos está estrechamente relacionada con la selva y sus territorios. (Foto: Eduardo Pichilingue)

La WWF calcula alrededor de 400 pueblos indígenas, repartidos en miles de comunidades, habitan la Amazonía por milenios. En Ecuador son los Waorani, Shuar, Achuar, Cofanes, Záparas y otros, además de dos pueblos aislados.

La experiencia de José Proaño, director América Latina Land is Life, en sus visitas permanentes a los pueblos de la Amazonía de Ecuador, le faculta afirmar que los pueblos indígenas mantienen vivas miles de hectáreas de bosques y evitando la deforestación.

Incluso, muchos de estos pueblos resguardan los bosques en medio de amenazas y riesgos por conflictos y desplazamientos por extracción en concesiones petroleras y mineras, madereros, centrales hidroeléctricas, plantaciones de palma africana… Esto ocurre con pueblos como Waorani con las petroleras y Shuar con las mineras, en la Amazonía ecuatoriana. Igual pasa con los pueblos Awa del norte de Ecuador y Sur de Colombia, con la minería ilegal. Ese drama afrontan a diario los pueblos de la Amazonía de Ecuador, Perú, Colombia y Brasil.

IMG_5602
En medio de los bosques tropicales de la Amazonía viven alrededor de 400 pueblos indígenas repartidos en miles de comunidades. (Foto: José Proaño)

Según WWF, solo el 8% de la deforestación que afecta a la Amazonía ha ocurrido en territorios indígenas. Al contrario, cerca del 90% se ha registrado en los bosques sin protección.

Entre los ecosistemas claves están las sabanas de los desiertos africanos, el Gran Chaco que abarca Argentina, Paraguay y Bolivia, entre otros.

Así es cómo los pueblos indígenas cumplen un papel determinante en la lucha contra el Cambio Climático. Por eso exigen un espacio o también denominado plataforma para la situación de los pueblos indígenas sea discutida en las reuniones preparatorias y cumbres mundiales sobre cambio climático.

Esa exigencia de resultados la hicieron escuchar, por ejemplo, durante las protestas de este martes 14 de noviembre en Bonn, escenario de la COP23.

Aunque con lentitud, según el ministro de Ambiente de Ecuador, Tarsicio Granizo, este proceso avanza en reconocimiento estos pueblos indígenas y su lucha contra el cambio climático. Lamentó que aún haya países en los que “ni siquiera reconocen a estos pueblos como actores fundamentales en el cuidado de los bosques, como herramientas de mitigación y adaptación al cambio climático.

Sin embargo, hasta ahora solo el 2% de los fondos climáticos es dirigido a la protección de estos bosques, reveló Josefina Braña, de WWF. Además, que los pueblos indígenas necesitan el acceso directo a estos fondos y que el resguardo de sus territorios también tiene que ser considerada dentro las negociaciones de cambio climático.

El ecólogo Eduardo Pichilingue resalta que las organizaciones indígenas, desde hace algunos años, “han tomado un camino para demostrar que sus territorios aportan mucho más que incluso las áreas protegidas”. Su lucha es por la legalización de sus territorios ancestrales, sustentada en información científica.

Esta propuesta la defiende la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) en la COP23, igual como lo hizo en las anteriores cumbres.

Durante la cita mundial, Dirk Embert, de WWF-Alemania, alertó que “si perdemos la Amazonía, perdemos la lucha contra el cambio climático”.

IMG_5603
Expertos, ambientalistas y comunidades indígenas coinciden en la importancia de cuidar la Amazonía en la lucha contra el cambio climático. (Foto: José Proaño)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s